Si estás por realizarte una resonancia magnética ten la tranquilidad de que es un procedimiento sencillo e indoloro en la mayoría de los casos.

Todo comenzará en un laboratorio especial en donde se te pedirá que uses una bata durante el examen o probablemente se te permita usar tu propia ropa si está holgada y no tiene sujetadores de metal.

Las pautas sobre comer y beber antes de un examen de resonancia magnética varían con el examen específico y con el centro de imágenes.

A menos que te indiquen lo contrario, puedes seguir tu rutina diaria y tomar alimentos y medicamentos como de costumbre.

Algunos exámenes de resonancia magnética pueden requerir que recibas una inyección de material de contraste en el torrente sanguíneo.

El radiólogo, el tecnólogo o una enfermera pueden preguntar si tienes alergias de algún tipo como alergia al yodo o material de contraste de rayos X, medicamentos, alimentos o al medio ambiente o si tienes asma.

El material de contraste más utilizado para este examen contiene un metal llamado gadolinio.

El gadolinio se puede usar en pacientes con alergia al contraste de yodo. Es mucho menos común que un paciente tenga una alergia a un agente de contraste a base de gadolinio que el contraste que contiene yodo para la TC.

Sin embargo, incluso si se sabe que el paciente es alérgico al contraste de gadolinio, aún puede ser posible utilizarlo después de la medicación previa adecuada para hacer una resonancia magnética

También debes informar al radiólogo si tiene algún problema de salud grave o si has tenido alguna cirugía reciente.

Algunas afecciones como la enfermedad renal grave, pueden evitar que se te administre contraste de gadolinio.

Si tienes antecedentes de enfermedad renal o trasplante de hígado, será necesario realizar un análisis de sangre para determinar si los riñones funcionan adecuadamente.

REFERENCIAS: YouTube || Olab || Medline Plus

Resultado de imagen para resonancia magnética

Las mujeres siempre deben informar a su médico o tecnólogo si existe alguna posibilidad de que estén embarazadas.

La resonancia magnética se ha utilizado para escanear pacientes desde la década de 1980, sin informes de efectos adversos en mujeres embarazadas o en sus bebés por nacer.

Sin embargo y a menos que se suponga que el beneficio potencial del examen supere los riesgos potenciales, este estudio se realizará solo a petición del médico estrictamente.

Las mujeres embarazadas no deben recibir inyecciones de material de contraste de gadolinio, excepto cuando sea absolutamente necesario para el tratamiento médico.

Si tienes claustrofobia (miedo a los espacios cerrados) o ansiedad, puedes pedirle a tu médico una receta de un sedante suave antes de tu examen programado.

Es importante que cuando te presentes al laboratorio para realizarte esta prueba, vayas acompañada debido a que prácticamente se te pedirá que no te realices el estudio si traes consigo o tienes:

  • Las joyas y otros accesorios (de preferencia déjalos en casa)
  • Cualquier tipo de artículos metálicos o electrónicos
  • Implantes de metal
  • Si tiene dispositivos médicos o electrónicos en tu cuerpo

Cualquier cosa de metal interfiere con la obtención adecuada de las imágenes por lo que vale la pena dejar todo esto afuera o en todo caso notificar al personal encargado para validar si es factible realizarte el estudio.

Entra a Olab

Resultado de imagen para resonancia magnética

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *